غير مصنف

Esta actriz estaba en el baño cuando ganó el Globo de Oro

[ad_1]

A solo dos días de la 77ª edición de los Globos de Oro, todo está listo para la popularmente conocida como “antesala de los Oscar”. Una importantísima entrega de galardones que, pese a tener menos peso dentro de la industria que su hermana mayor, no solo es mucho más divertida de ver sino que también sirve de calentamiento para las “porras” y quinielas que tanto abundan en la temporada de premios. Y si hay una categoría que todos quieren acertar siempre, más allá de Mejor Película (sea Drama o Musical / Comedia), esa es la de Mejor Actor y Mejor Actriz: un premio para el que este año suena muy, muy fuerte el nombre de Renée Zellweger.

Renée Zellweger fue la primera sorprendida al ganar el Globo de Oro por Persiguiendo a Betty… y tanto fue así que el anuncio la sorprendió en el baño. (Imagen: Chris Delmas / ZUMA Press – Gtres)

En efecto, la texana de 50 años, seis veces nominada a los Globos de Oro y ganadora de tres (por Persiguiendo a BettyChicago y Cold Mountain), alcanza este año su séptima nominación a estos premios por Judy, el biopic de Judy Garland que dirige Rupert Goold (Una historia real), y muchos ya apuestan a que la oscarizada actriz se impondrá finalmente a rivales de la talla de Scarlett Johansson (Historia de un matrimonio) o Charlize Theron (El escándalo). Nada que ver con la primera ocasión en que Zellweger se enfrentó a los Globos… y estos la sorprendieron en el baño.

Retrocedamos en el tiempo hasta 2001: Renée acababa de cumplir los 30 y, pese a haber debutado con la pésima La matanza de Texas: La nueva generación, ya era un rostro moderadamente conocido de la industria gracias a su participación en cintas como Empire Records o, sobre todo, Jerry Maguire. Dicho esto, aún faltaban meses para que su fama se catapultara gracias al estreno de El diario de Bridget Jones, y en consecuencia nadie apostaba por ella para una candidatura (la de Mejor Actriz de Musical o Comedia) en la que su trabajo en Persiguiendo a Betty (Nurse Betty) competía con los de Juliette Binoche o Sandra Bullock.

Quizá fue por esta falta de confianza por lo que, poco antes de que Hugh Grant saliera a anunciar el premio al que optaba, Zellweger no vio problema en ir al baño para arreglar un pequeño y común accidente cosmético. Y es que, como confesaría después la propia actriz, se había manchado los dientes con pintalabios

La cosa ya pintaba mal cuando Grant enumeraba a las cinco nominadas y la cámara iba captando la reacción de cada una de ellas… salvo la de Zellweger. Y cuando el actor por fin abría el sobre, pronunciaba su nombre y un sorprendido auditorio estallaba en aplausos, se producía uno de los momentos más incómodos e hilarantes de la historia de estos premios.

¿Renée? ¿Dónde está?” –preguntaba el británico antes de salir del apuro con humor.

¿Está bajo la mesa? Renée está borracha, damas y caballeros”.

Por fin, un alma caritativa entre las primeras filas le soplaba a Grant lo que había sucedido: “Ah, que está en el baño, vale”.

Zellweger ganó el primero de sus tres Globos de Oro por Persiguiendo a Betty (Nurse Betty), la cinta independiente de Neil LaBute. (Imagen: USA Films)

Haciendo gala de sus tablas, Grant hacía caso del consejo de Dick Clark y empezaba a aceptar el premio en nombre de Renée, cuando del fondo del auditorio surgía a toda velocidad la ganadora, emocionada y avergonzada a partes iguales.

Después de que Grant la abrazara y, entre risas incómodas, le hiciera entrega del codiciado premio, Zellweger iba a directa al grano y se justificaba públicamente: “¡Dios mío, tenía pintalabios en los dientes!”.

Afortunadamente, y tal y como ella misma explicó, un amigo/amiga le había escrito un pequeño guion de agradecimiento antes de que la actriz abandonase su silla para ir al baño. “Gracias, me conoces muy bien”.

Gracias a la Asociación de la Prensa Extranjera por un momento que nunca olvidaré… y que casi me pierdo”, bromeaba con una sonrisa tan radiante como libre de carmín.

Ahora que han transcurrido casi 20 años de aquella hilarante entrega, estamos más que seguros de que Renée sí estará en su sitio cuando la mencionen entre las candidatas al Globo de Oro Mejor Actriz de Drama –en una gala que tendrá lugar en el lujoso hotel Beverly Hilton de Beverly Hills el próximo 5 de enero.

Más historias que te pueden interesar:

[ad_2]

Source link

Related Articles

Leave a Reply

Check Also

Close
Back to top button
Close