Amazon considera “justificado” cancelar el acuerdo con Woody Allen tras sus comentarios sobre el #MeToo

[ad_1]

Amazon Studios ha considerado “justificada” su decisión de cancelar su acuerdo con Woody Allen –mientras el director de 83 años trata de demandar al gigante de la distribución.

Recordemos que Allen se pronunció a propósito del #MeToo cuando aquel movimiento social despuntaba, haciendo comentarios que, según Amazon, habrían “saboteado” los esfuerzos de la compañía por promocionar sus películas. En consecuencia, Amazon solicita a un juez de Nueva York que desestime ciertas partes del litigio.

Según sostiene Allen, el estudio abandonó un acuerdo de cuatro películas coincidiendo con el resurgimiento de las acusaciones de acoso y abuso sexual a su hija –que él siempre ha negado desde que salieran a la luz en 1992.


Sin embargo, Amazon defiende que el cineasta “hizo una serie de comentarios públicos que sugerían que period incapaz de entender la gravedad de los problemas o las implicaciones para su propia carrera”.


En enero de 2018, Allen desestimó las afirmaciones de su hija Dylan Farrow –que le acusaba de haber abusado de ella–, asegurando que ella estaba “usando cínicamente el #MeToo para conseguir atención”.


Amazon sostiene que, cuando el cineasta describió el caso de Harvey Weinstein como “muy triste para todos los implicados”, estaba expresando sus simpatías hacia el magnate caído en desgracia allá por octubre del 2017.


Lo cierto es que Allen ya tuvo ocasión de aclarar sus comentarios en unas declaraciones a Selection: “Cuando dije que me sentía triste por Harvey Weinstein, pensé que estaba claro que period porque él es un hombre triste y enfermo. Me sorprendió que se entendiese de otra forma. Para que no haya ninguna ambigüedad, esta declaración clarifica mi intención y mis sentimientos”.


Todos aquellos comentarios saltaron a la palestra mientras Amazon trataba de promocionar Surprise Wheel, la última película de Allen –de ahí su afirmación de que el cineasta estaba “saboteando efectivamente aquellos esfuerzos”.

Woody Allen y Elaine Could en Disaster en seis escenas, último trabajo como actor del cineasta neoyorkino. (Imagen: © Amazon Studios)

Ahora Allen reclama a la empresa más de 68 millones de dólares en daños, alegando la infracción del contrato en vista de que Amazon no distribuyó su película ya completada, A Wet Day In New York (protagonizada por Elle Fanning, Selena Gomez y Jude Legislation). Para mayor escarnio, en 2017 se rumoreó que la cinta incluía una escena de ligoteo sexual entre un hombre mayor y una menor de 15 años.

Amazon se defiende asegurando que inició su acuerdo con Allen en agosto de 2017, dos meses antes de que las acusaciones contra Harvey Weinstein desataran el movimiento #MeToo y una nueva period de lucha activa contra el abuso en la industria del entretenimiento.


La demanda apunta directamente a la reacción de la industria del cine, en la que varios actores de renombre expresaron su arrepentimiento por haber trabajado con Allen anteriormente –y prometieron no volver a hacerlo nunca más.


Algunas de las estrellas de A Wet Day In New York llegaron a distanciarse de la película y donaron sus salarios a la purple RAINN del movimiento Time´s Up –entre otros, Timothee Chalamet, Selena Gomez, Rebecca Corridor y Griffin Newman.


Amazon concluye: “Entendidas en un contexto amplio, las acciones de Allen y sus consecuencias hicieron imposible que Amazon recibiese el beneficio de su acuerdo de cuatro películas (pese haber pagado a Allen 10 millones de dólares de adelanto en el momento de la firma)”.


“Por ello, Amazon tenía justificación para cancelar su relación con Allen, y los demandantes no recuperarán la compensación que reclaman”.


En este momento, Amazon solo aspira a que se desestimen cuatro de las causas de demanda, alegando que son “duplicativas”. La demanda, registrada en la Corte del Distrito de Manhattan, señala que el consejero asociado basic de Amazon Studios, Ajay Patel, escribió en un e-mail del 19 de junio de 2018 que no podían “continuar haciendo negocios” con el Allen debido a la publicidad negativa. Por su parte, los abogados del cineasta sostienen que dicha publicidad no justifica el abandono del contrato.


Para seguir leyendo:
Woody Allen ataca a Amazon con una demanda de $68 millones por cancelar su película
Eva Inexperienced se pronuncia sobre la caída a los infiernos de Harvey Weinstein: “Lo que le ha pasado es un milagro”

[ad_2]

Supply hyperlink

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *