Brooke Shields ‘aterroriza’ a sus hijas para que usen protector photo voltaic

[ad_1]

En su juventud, la actriz Brooke Shields se dejó llevar por la fiebre del moreno ‘achicharrándose’, según sus propias palabras, durante horas bajo el sol para conseguir un tono dorado que le parecía muy favorecedor y a día de hoy su salud está pagando las consecuencias de esa imprudencia.

“Soy una de esas personas a las que siempre le ha encantado tomar el sol. Siempre me daba un subidón de autoestima cuando me ponía morena. En los últimos diez años todo ese maltrato ha empezado a manifestarse, así que a raíz de varios pequeños sustos con el cáncer de piel mi atención se ha fijado en la importancia de utilizar crema con protección. He tenido que ver cómo me quitaban literalmente cosas del rostro para comenzar a prestar mucha más atención al estado de mi cara”, explica ella misma en declaraciones a Folks.

La gran preocupación ahora de la intérprete es asegurarse de que sus hijas, Rowan, de 15 años, y Grier, de 12, no cometan los mismos errores que ella y está dispuesta a utilizar su propia experiencia de la forma más cruda posible con tal de conseguirlo.

“No quiero que a ellas les pase lo mismo que a mí estos últimos años. Y además son de esa gente que se quema con mucha facilidad. Cada vez que me tengo que someter a otra intervención, para que me quemen con láser cualquier mancha nueva, se lo enseño y les digo: ‘¿Esto es lo que queréis? ¿Que os tengan que quitar parte del labio?'”, ha revelado acerca de su obsesión porque sus niñas utilicen protector photo voltaic siempre que salen de casa y las técnicas que utiliza para cerciorarse de que lo hagan.

[ad_2]

Supply hyperlink

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *