Las grandes diferencias entre Rocketman y Bohemian Rhapsody


Los documentales como Amy (2015) o Gaga: 5 foot two (2017) ya no son suficientes para contarnos la vida y obra de estrellas musicales. El público quiere más y Hollywood ha encontrado otra manera de contarnos historias del rock & roll: atravesando la parte más humana del artista. Estamos en plena period de los biopics musicales con posibilidades de Oscar. Y ahora tenemos otro más en cartelera.

©2018 Paramount Photos/©20th Century Fox

Desde el éxito internacional de Bohemian Rhapsody con $903 millones (810€ millones) recaudados, cuatro premios Oscar, dos Globos de Oro y el renacer de la discografía de Queen en las listas musicales, muchos artistas están buscando sumarse a la moda con sus propios biopics, como Celine Dion y Boy George. Pero antes es el turno de otra leyenda de la música británica: Elton John.

El cantante inglés estuvo casi dos décadas intentando sacar adelante la historia de su vida en cines, y por fin lo ha conseguido con una propuesta diferente, authentic y brillante. Rocketman se estrena el 31 de mayo, justo cuando se cumplen siete meses de la llegada de Bohemian Rhapsody a los cines de toda España (se estrenó el pasado 31 de octubre).

[NUESTRA CRÍTICA: Rocketman, la redención brillante de Elton John]

Pero debes saber algo muy importante: no esperes ver una película comparable a Bohemian Rhapsody. Es cierto que comparten el mismo director -Dexter Fletcher terminó la biografía de Queen tras el despido de Bryan Singer- pero son dos biografías de tonos, temáticas, mensajes y formato completamente diferentes. Y aquí te contamos todas las diferencias:

Autor: David Appleby; © 2018 PARAMOUNT PICTURES. ALL RIGHTS RESERVED.

A DIFERENCIA DE RAMI MALEK, AQUÍ TARON EGERTON CANTA DE VERDAD
Hay muchos que ya sabían que Taron Egerton escondía un gran talento musical desde que lo oyéramos en la versión authentic de Canta!, la película animada en donde prestaba su voz a Johnny el Gorila cantando I’m nonetheless standing, justamente de Elton John.

A diferencia de Rami Malek que aprendió a gesticular e imitar los movimientos y gestos de Freddie Mercury, y tuvo que hacer playback sobre las canciones originales de Queen; Taron pone su voz y estilo private a los temas de Elton cantando él mismo cada una de las canciones. Incluso algunas se filmaron a capella en el set.

LA INTERPRETACIÓN DE TARON ES MÁS LIBRE
Me refiero a que, como apuntaba más arriba, Rami Malek estudió con un especialista en movimientos a moverse como Freddie Mercury, consiguiendo una interpretación tan fiel y entregada que le mereció el Oscar a mejor actor. Pero Taron hace todo lo contrario.

Como nos contó el actor durante la promoción de Robin Hood hace unos meses, Rocketman “es una biografía con elementos fantasiosos” y eso le permitió hacer más suyo el personaje. Y es que no se trata de una imitación del cantante, sino de una reinterpretación de su imagen y figura musical a través de la percepción de todos los implicados. Egerton tuvo libertad para construir el personaje a su manera. Es cierto que se rasuró la cabeza para simular la calvicie de Elton, subió de peso y se colocó una prótesis dental para parecerse un poco más a él, pero el propósito no es capturar la imagen física, sino la esencia private detrás de Elton. Y al centrarse en la parte más private y privada, es que descubrimos un biopic con un tono más humano que Bohemian Rhapsody.

ELTON DESNUDA SU VIDA SIN EDULCORANTES
Bohemian Rhapsody se ganó un lugar en los corazones de los followers de la banda británica por ser una película llena de shade, sirviendo como homenaje a Freddie Mercury. Pero no fue una biografía reveladora, sino más bien una versión edulcorada que terminaba por todo lo alto con aquel concierto emblemático en Wembley.

Incluso muchos followers y críticos se revelaron en contra del filme por la falta de revelaciones y verdades en la vida de Freddie, y por no adentrarse más en las contradicciones del cantante entre su vida private y su alter ego sobre el escenario.

Pero Rocketman apuesta por todo lo contrario. Básicamente resulta más humana y private porque Elton John pone su drama private a la orden de la historia. Desde una niñez carente de afecto a la complicada relación con su madre, el rechazo acquainted a su condición gay, la soledad de la fama, el abuso físico de su supervisor y amante, sus adicciones y la falta de amor propio que casi acaban con su vida.

Taron Egerton en el rodaje junto al director Dexter Fletcher (Autor: David Appleby; © 2018 PARAMOUNT PICTURES. ALL RIGHTS RESERVED.)

SEXO Y DROGAS SIN TAPUJOS
Bohemian Rhapsody no escondió la condición sexual de Freddie Mercury, mostrando desde la relación que mantuvo con su prometida Mary a encuentros con hombres. Pero esos encuentros eran sugeridos con miradas, gestos y situaciones implícitas, pero Rocketman va aun más lejos indagando en la exploración sexual de Elton cuando period un músico en ciernes, a su devoción pasional por su supervisor John Reid (que curiosamente también fue supervisor de Queen durante unos años).

Richard Madden interpreta a Reid, compartiendo escenas sexuales con Taron que han convertido a Rocketman en la primera súper producción hollywoodense con una escena de sexo gay.

La película tampoco esconde las adicciones de Elton. No solo a través de sus confesiones, sino también con escenas explícitas que muestran un descenso private que casi termina con su vida.

ES UN BIOPIC DE TONO FANTASIOSO
Lo que diferencia a Rocketman de Bohemian Rhapsody, y también otras biografías cinematográficas es que utiliza la fantasía para recrear la figura y universo de Elton John. Y aunque a priori muchos sospechábamos de la efectividad de esta técnica, lo cierto es que funciona.

El hecho de que Elton John haya sido un misterio para sus followers y el mundo en common durante gran parte de su vida, escondido detrás de gafas enormes y un vestuario colorido, hacen que el tono fantasioso encaje a la perfección con la narración de una vida marcada por la música, la soledad y el anhelo del amor. Que Elton John levite en The Trobaudor, salga disparado como un cohete espacial o cante a lo loco en medio de una escena dramática son elementos de la narrativa utilizada por el filme, sirviendo como representación de su personalidad y sentimientos.

LA MÚSICA ES PARTE DEL DIÁLOGO
Mientras Bohemian Rhapsody nos hacía vibrar con las interpretaciones musicales de los clásicos de la banda, Rocketman utiliza las canciones de Elton John como parte del diálogo y de la trama.

Podemos ver a Taron Egerton cantando sobre el escenario, como que de repente empieza a cantar una de las canciones en una escena emotiva, de revelación, de soledad o en medio de la gente que no nota la actuación musical, utilizando las letras y sensaciones de la canción como parte de la narrativa del filme.

UN MENSAJE DIFERENTE
Bohemian Rhapsody nos dejaba con un subidón tremendo con el last del Stay Assist, dejándonos un mensaje sobre el valor de la amistad y el cariño que existía entre los miembros de la banda británica. También conocimos algunos detalles de Freddie Mercury, como por ejemplo recuerdo que tras el estreno, muchos espectadores reaccionaban sorprendidos en redes al conocer que el cantante había estado comprometido con una mujer. Pero la película indaga poco en la faceta más private del cantante.

Rocketman hace todo lo contrario. Su mensaje es más private. No hay tapujos y sirve como el perdón last de Elton, a su familia, aquellos que lo lastimaron y a sí mismo.

Autor: David Appleby; © 2018 PARAMOUNT PICTURES. ALL RIGHTS RESERVED.

MÁS DE UNA INTERPRETACIÓN DE OSCAR
Si Bohemian Rhapsody le valió el Oscar a Rami Malek a mejor actor, no sería de extrañar que Rocketman haga lo mismo para Taron Egerton.

Pero a diferencia de la película de Queen, en esta ocasión podríamos ver a más de un intérprete en la temporada de premios. Me refiero a Jamie Bell, aquel niño que nos cautivó como Billy Elliot, que en esta ocasión consigue iluminar la pantalla cada vez que aparece en escena como Bernie Taupin, el amigo y socio de Elton que escribió la mayoría de sus canciones.

Tampoco sería de extrañar que Dexter Fletcher se coloque entre los candidatos a mejor director tras perder el crédito de Bohemian Rhapsody, así como mejor guion y vestuario.

En resumen, ambas contarán la historia de dos leyendas de la música, pero al fin y al cabo son películas muy diferentes pero capaces de conquistarnos a su manera. Ya cuál prefieres lo dejo en tus manos.

Para seguir leyendo:

¿Quién podría interpretar a Celine Dion en su biopic?

Taron Egerton canta con Elton John ante el estreno de Rocketman y ya olemos un éxito a lo Bohemian Rhapsody

Las 10 películas que podrían ser las candidatas al Oscar en 2020

Taron Egerton responde a las críticas por interpretar a Elton John siendo heterosexual

El director de Rocketman podría rodar el biopic de Madonna



Supply hyperlink

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *