los hombres que cambiaron la vida de Dulce


Es una de las voces más famosas de la industria musical en México, tiene varios éxitos, una trayectoria libre de escándalos, y la noche de este viernes 28 de junio, la cantante Dulce celebrará 40 años de trayectoria para demostrar que está más “entera” que nunca, como se llama su espectáculo.

Se tratará de un recorrido por su historia musical de unas 300 canciones, y por primera vez pisará sola el Teatro Metropólitan. Ya se había presentado en el recinto, pero con otras cantantes bajo el concepto de ‘GranDiosas’, concept del productor Hugo Mejuto que ha unido a Dulce con Karina, Rocío Banquells, Mónica Naranjo, Marta Sánchez, María Conchita Alonso y Edith Márquez, entre otras.

Presumirá la voz que conserva casi idéntica, debido a que en sus años de experiencia aprendió a usarla sin lastimarla, dosificándola y manejándola para que no se lastimara durante los exhibits de casi dos horas que ha ofrecido por décadas. “Tengo una voz muy sana, mi doctora cube que tengo unas cuerdas vocales para muchos años”, ha presumido la intérprete.

Para promover su recital, Dulce recorrió varios medios de comunicación esta semana, donde recordó sus primeros años y los nombres de las personas que marcaron su vida como Armando Manzanero y José José.

Fue “El Príncipe de la Canción” quien la impulsó para que iniciara su carrera como cantante de forma profesional. La intérprete originaria de Matamoros, Tamaulipas, comenzó a trabajar como cantante a los 14 años en un restaurante.

Un príncipe la ayudó

Mientras estudiaba la preparatoria seguía trabajando en un restaurante de Monterrey, y luego decidió mudarse a la Ciudad de México. Una noche, cuando cantaba en el bar La Mancha del Lodge Aristos, en la Zona Rosa de la capital mexicana, entre el público apareció el ya famoso José José con unos amigos.

Al ultimate del present, el cantante fue al camerino de Dulce y le preguntó si tenía disquera. Ante la negativa, él le prometió que le conseguiría una audición y lo cumplió. La compañía quería cambiarle el nombre a Paola Verona, pero José José insistió en conservar Dulce como su nombre artístico.

‘El Príncipe’ la ayudó a grabar su primer disco, y la presentó ante la prensa en el Salón Los Candiles del Lodge del Prado, para su primer concierto profesional. “Yo siempre lo he dicho, el pan de mi casa sabe a José José, todo lo que le he dado a mi familia, se lo debo a ese hombre. Sin él mi camino hubiera sido mucho más largo y mucho más difícil, lo bendigo dondequiera que esté”, ha agradecido públicamente Dulce.

Su camino ya estaba trazado, y el reconocimiento internacional llegó en 1978 con el Competition de Mallorca, en España. La vida le puso enfrente a otro hombre importante para su carrera, el maestro Armando Manzanero, quien le dio la canción ‘Señor amor’ con la que Dulce compitió con representantes de 24 países. De seis premios, trajeron cuatro a México: Mejor canción, Mejor cantante, La más fotogénica y el Mejor arreglo musical.

Su gran amor

A su regreso al país, la carrera de Dulce explotó. Durante la década de los 80 tuvo éxitos como ‘Heridas’, ‘Déjame volver contigo’, ‘Lobo’, ‘Aún lo amo’ y ‘Tu muñeca’. Pero su carrera implicó una “renuncia”, como ella llama al haber terminado su relación con el actor Gonzalo Vega, uno de sus más grandes amores y a quien aún no olvida.

Y es que aunque al principio fue pareja del actor, luego llegó el éxito para Dulce, y con giras al inside de la República, la distancia marcó el fin para su relación, pues ella prefirió seguir en los escenarios y triunfar como cantante.

Pasó el tiempo y él quiso volver con ella, pero eso implicaba que Dulce se convertiría en su amante; ella lo rechazó sin que eso acabara con el cariño que había entre ambos. Period tal el amor que tenían, que habían hecho un pacto de que si Dulce moría antes que él, Vega fuera la última persona en cerrarle los ojos, pues lo último que ella quería ver en vida period el rostro del actor.

Te puede interesar: Lo que no sabías de Gonzalo Vega

Pero ese pacto fue terminado por la muerte prematura de Gonzalo Vega, quien falleció debido a complicaciones por síndrome de mielodisplasia. Ella se niega a pensar que ya esté muerto, aunque recuerda que en una ocasión él vaticinó que morirían alejados.

“Es un hombre que significó mucho en mi vida, al que siempre voy a amar, de otro modo, sin necesidad de la piel. Un viejo amor ni se olvida ni se deja, de nuestra alma sí se aleja pero nunca cube adiós”, cube sobre su gran amor Gonzalo Vega.

A la par, Dulce tenía que salir al escenario vestida como una diva. Para el Competition de Mallorca asistió con un vestido de 300 pesos, por lo que a su regreso a México, fue contactada por el diseñador Mitzy, quien le dio carta abierta para usar sus vestidos sin necesidad de pagarle de inmediato.

En agradecimiento, durante toda su carrera, Dulce ha usado vestidos de Mitzy sobre el escenario, pues es su forma de recordar que cuando ella no tenía recursos, él la ayudó. Su carrera la llevó a escenarios internacionales tan importantes como el Competition Viña del Mar en Chile.

Más tarde, la cantante Arianna le presentó al productor musical Luis Mircoli, con quien duró 10 años de pareja y tuvieron a una hija. La vida sigue sorprendiendo a Dulce, pues recientemente Romina Mircoli, dio a luz a su primer hijo, por lo que Dulce se convirtió en abuela, faceta que disfruta más que nunca, como un “fruto” de todo lo bueno que hizo durante su trayectoria private.

El retiro no es un asunto sobre la mesa. Con su voz más “entera” que nunca, el sueño precise de Dulce es que su nieto crezca y la vea sobre los escenarios.



Supply hyperlink

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *