La doble de Milla Jovovich demanda a Resident Evil tras perder un brazo en un accidente “catastrófico”


Los fans se despidieron de Alice y su lucha contra los zombis de la corporación Umbrella en 2016 con la última entrega de Resident Evil, una secuela que puso punto final a la historia con una recepción tibia de la crítica pero un sólido resultado de taquilla. Pero un año antes, la película era noticia porque la doble de Milla Jovovich sufría un accidente “catastrófico” que provocó la amputación de su brazo izquierdo.

(Instagram/oliviathebandit)

Olivia Jackson era una especialista en escenas de riesgo sudafricana, que se dedicó al oficio desde el año 2009 hasta 2017, cuando tuvo que abandonarlo debido a las consecuencias del accidente. Tras colaborar en The Hangover II, Safe House o Mad Max: furia en la carretera, entre otras, Resident Evil: el capítulo final terminó siendo su última película.

Cuatro años después del accidente, ha demandado a los implicados en la producción de la saga -desde el director y productor Paul Anderson, a su socio Jeremy Bolt, así como Bolt Pictures y Tannhauster Gate-, según informa The Hollywood Reporter. Y en dicha demanda acusa a los productores de tener más consideración por los gastos financieros que por la seguridad.

Asegura que tenía previsto rodar una secuencia de lucha cuando le pidieron que realizara “una escena peligrosa y técnicamente compleja en motocicleta en un clima adverso”. La directriz era que condujera con velocidad hacia la cámara, que iba a elevarse con una grúa antes de que llegara a ella. Pero en los documentos señala que el operador de la grúa no la levantó a tiempo y chocó con la cámara.

El resultado fue un accidente horrible que “le cortó el hueso del antebrazo y le arrancó la carne de la mejilla, dejando sus dientes expuestos”. A su vez, afirma que sufrió otras lesiones “catastróficas” como la amputación del brazo izquierdo y un coma inducido.

Jackson fue publicando su progreso en las redes sociales, con fotos que muestran la gravedad del accidente en su cuerpo. Asegura también que los productores “le hicieron creer” que el seguro la cubriría si se lastimaba durante el rodaje, pero que solo pagaría hasta $33.000, pero más tarde supo que en realidad no había cobertura de responsabilidad por el reclamo. Afirma que de haber conocido las circunstancias “nunca habría aceptado realizar” la película o “alternativamente, habría asegurado un seguro adicional por su cuenta”.

Ya se había asegurado el papel de doble de acrobacias para un miembro principal del reparto de Wonder Woman y no necesitaba el trabajo” asegura la demanda. Es más, alega que los productores le dijeron a su esposo que pagarían por su cuidado mientras estaba en coma, pero la oferta fue cancelada.

De momento la demanda sigue su curso, y ni los productores o responsables de la película se han pronunciado. Y a juzgar por las últimas publicaciones en su perfil de Instagram, Olivia todavía sigue sometiéndose a procedimientos para mejorar sus dolencias en el brazo.

Para seguir leyendo:

¿Necesitamos un reboot de Resident Evil? Preparan otra versión “aterradora”

La transformación de Angelina Jolie en Maléfica es una obra de arte

Todavía no se ha estrenado y Joker ya despierta polémica en EEUU por temor a que incite a la violencia





Source link

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *