La madre de Jason Weaver, el niño que dio voz a Simba, rechazó una millonada a cambio de que su hijo mantuviese los derechos de autor de por vida.


Jason Weaver, el niño que puso voz a Simba en la versión original de El rey león allá por 1992, ha revelado la astuta decisión de su madre, quien luchó por conservar los derechos de autor en previsión de la enorme riqueza que estos podían acabar generando con el paso del tiempo.

Jason Weaver prestó su voz a Simba en la versión original de El rey león. (Imagen: © Walt Disney Pictures)

Según hemos sabido gracias a una entrevista de Vlad TV, Walt Disney Studios habría ofrecido 1,8 millones de euros (2 millones de dólares) al joven actor para que cantase canciones como “Voy a ser el rey león” (“I Just Can´t Wait To Be King) o “Hakuna Matata” –una cantidad que, ajustada a inflación, hoy rondaría los 3,2 millones de euros (3,6 millones de dólares). Pero su progenitora, en un alarde de cautela y paciencia, supo ver que la compañía seguiría ganando mucho más dinero con el paso del tiempo y prefirió pensar a largo plazo.

Hay que recordar que venían de La bella y la bestia y Aladdín. Disney tenía pasta”, dice Weaver.

Esa cantidad de dinero, para una familia de clase media de Chicago a principios de los 90, era algo extraordinario. Pero, inmediatamente, cuando pasó la excitación inicial, mi madre pensó: “Espera, ¿ya está? ¿Es es todo lo que va a recibir el resto de su vida? No, mejor negociemos por los derechos de autor”.

Así, Weaver acabó por aceptar el pago por adelantado de unos 90,000 euros (100,000 dólares) a cambio de conservar los derechos de autor y así “jugar a largo plazo”.

Doy gracias por ello a mi madre”, contó a Vlad TV. “En su opinión, ella tenía toda la razón, porque esos ingresos residuales fueron una ayuda cojonuda. Incluso hoy, me llega un cheque de El rey león y pienso:“¡Joder, sí!”.

Disney tenía reputación de volver a estrenar sus películas. Creo que por entonces habían vuelto a sacar La bella durmiente y parte de su catálogo antiguo, de cuando Walt Disney estaba vivo”, añadió.

Mi madre supo ver el terreno de juego y decir: “Esperad un momento, esto va a generar mucho dinero con el paso del tiempo, ¿qué pasará cuando mi hijo cumpla los 40? ¿Le van a llegar cheques por la película cuando acaben estrenándola de nuevo?”.

Y tenía razón”, concluye Weaver.

Por si fuera poco, también logró traspasar los derechos a su familia, lo cual les garantiza a todos unos ingresos generosos durante muchos años. ¡Y todo gracias a la astucia de mamá!

Vídeos relacionados:

Crítica: el remake de El Rey León es un espectáculo visual sin corona

La hija de Beyoncé debuta en la banda sonora de El Rey León

Que no te de vergüenza llorar con El Rey León: sufrir con películas de animales es más normal de lo que crees



Source link

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *