Peter Morgan justifica el fin de ‘The Crown’ una temporada antes de lo previsto

[ad_1]

Ha pasado ya una semana desde que Netflix provocara sensaciones agridulces entre los fans de la serie ‘The Crown’ al anunciar, por una parte, que la reputada Imelda Staunton recogería el testigo de Olivia Colman a la hora de interpretar a Isabel II en la quinta temporada de la aclamada producción y, por otro lado, que la serie terminaría precisamente tras esa tanda de episodios en lugar de optar por una sexta temporada.

El creador de la exitosa ficción televisiva, Peter Morgan, ha salido ahora a la palestra para ahondar en las razones que le han llevado a tomar semejante decisión, entre las que destaca su convencimiento de que resulta poco acertado tratar de analizar con tanto detalle aquellos momentos de la historia que, a su parecer, son demasiado recientes.

“Creo que no puedes examinar eventos que ocurrieron ayer, en términos históricos, desde una perspectiva lo suficientemente completa o rigurosa. En mi opinión, hay que dejar unos 10 o 20 años de distancia para poder asimilarlos en su plenitud, y en ciertos casos hay que esperar todavía más”, ha asegurado el guionista y productor en conversación con el diario Daily Mail.

El también dramaturgo ha revelado, además, que la trayectoria de Imelda Staunton en el papel de la incombustible monarca terminará de forma “explosiva” con la entrada del Reino Unido en el nuevo milenio: una época marcada, entre otras cosas, por la serie de cambios arquitectónicos de gran envergadura que se sucedieron en la ciudad de Londres: la creación del llamado Millenium Dome (actualmente O2 Arena), la inauguración del puente del Milenio y, por supuesto, la instalación de la famosa noria ‘London Eye’ en la ribera sur del Támesis.

“Me gustaría seguir explorando los entresijos de la monarquía, pero quizá me vaya mucho más atrás en el tiempo, quizá bastante antes del nacimiento de la Reina”, ha revelado Peter Morgan en la misma entrevista para opinar, justo a continuación, que la corona británica no había vivido tiempos “tan turbulentos” como los de ahora -sobre todo por el escándalo de pederastia que salpica al príncipe Andrés de Inglaterra- desde el ‘annus horribilis’ de Isabel II en 1992, cuando Carlos y Diana de Gales anunciaron su separación y, por si eso fuera poco, se produjo un gran incendio en el palacio de Buckingham, amén de otros contratiempos.

[ad_2]

Source link

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *